Image default
ACTUALIDAD Encierros

La Entrada de Toros y Caballos de Segorbe

La Entrada de Toros y Caballos de Segorbe

 

No podemos definir la fecha exacta que marca los orígenes de uno de los encierros mas carismáticos y peculiares de la Comunidad Valenciana y al mismo tiempo mas antiguos de España, pero el año 1386 nos aproxima a los primeros datos fiables de la existencia de festejos con toros en el municipio.

Los orígenes de esta singular fiesta nos sitúa de nuevo, al igual que otras modalidades taurinas valencianas al sector agrícola y ganaderos de los pueblos valencianos, donde el animal y mas concretamente el toro esta relacionado directamente con este.

La vinculación directa entre el toro, el caballo y el ser humano ha sido durante el paso de los años el hilo conductor de lo que hoy en día conocemos en la Comunidad Valenciana como Bous al Carrer  (Toros en la Calle).


La Entrada de Toros y Caballos de Segorbe se ha convertido en un símbolo de este pueblo, así como uno de las modalidades mas representativas de la Comunidad Valenciana


De aquellos lejanos trayectos de trashumancia, realizados por los tratantes y ganaderos de la época, hasta nuestros días la evolución de aquella cuestión de supervivencia ha sido tal que hoy en día la Entrada de Caballos de Segorbe  se ha convertido en un símbolo de el pueblo y las modalidades taurinas de la Comunidad Valenciana.

 

La Entrada de Toros y Caballos de Segorbe
Imagen: JJ Toledo (Momento de la Entrada de Toros y Caballos)

 

Este acto convertido en un rito esta formado por una serie de actuaciones de una importancia vital en el devenir de cada una de ellas, atreviéndonos a afirmar que sin la consecución de un acto a la perfección el siguiente no tendrá sentido.

  • Subida del Rialé. Sobre las doce del mediodía, se inicia el recorrido de la manada desde los corrales situados en las cercanías de la pedanía de Peñalba a la otra parte del río hasta el corral provisional situado al final de la calle del Argén. Para ello se recorre el camino conocido como el Rialé por una manada tranquila que a paso ligero es observada por una infinidad de curiosos.
  • La Tria. A los pies de la torre del Botxí se seleccionan de entre toda la manada los seis toros que efectuaran la entrada ese día.
  • La Reunión. A las dos en punto, una carcasa marca el inicio de la entrada. Los toros realizan solos el giro de noventa grados (único punto del recorrido que está vallado por motivos obvios) que los lleva desde la calle del Argén a la plaza de los Mesones donde les esperan los jinetes a lomos de sus caballos para recogerlos y guiarlos hasta la plaza de la Cueva Santa.
  • La Carrera. propiamente dicha tiene un recorrido de unos quinientos metros que los animales recorren en un minuto aproximadamente y que discurre en su mayor parte por la calle Colón hasta el ruedo provisional situado en la plaza de la Cueva Santa.

     

Durante todo el recorrido el público (unos veinte mil espectadores) ocupa toda la calle apartándose a un lado sólo instantes antes del paso de la manada sirviendo por tanto de barrera que impide la fuga de los animales. Justo antes de la llegada a la plaza de la Cueva Santa, los caballistas se echan a un lado dejando que los toros entren en solitario a la plaza, siendo encerrados allí

 

  • El Desfile de los Caballistas. Una vez finalizada la entrada, los caballistas participantes en el festejo recorren en sentido inverso las calles que forman parte del recorrido de la entrada para recibir los aplausos del público.

En la actualidad y desde el 4 de febrero del 2011 la Entrada de Toros y Caballos de Segorbe esta declarada como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

 


Espai CulturaImagen: José J Toledo

Fuente: Archivo Municipal de Segorbe


 

Relacionados

Ganadería Jaume Bosch El Saliner

Vicente Nogueroles

David Casas, Hugo Costa y Javier Tintó visitan el futuro Museu en Bou de Burriana

Vicente Nogueroles

Pasodoble para Juan Pedro Domecq

Vicente Nogueroles