ACTUALIDAD Toro en Cuerda

¿Conoces el Bou en Corda de Picassent?

Picassent-NachoBaudes

¿Conoces el Bou en Corda de Picassent?

 

Picassent es un pueblo situado en el área metropolitana de Valencia, a menos de veinte quilómetros de la Capital del Turia y con una población de más de 21000 habitantes, que cuidan temporada tras temporada de una gran tradición taurina desde hace más de 100 años.                                                                                             
En el mismo pueblo, se encuentra la afamada ganadería de corro conocida como «Machancoses», fundada en el año 1946 y en la actualidad en manos de los hijos de uno de los Hermanos Machancoses (Vicente Machancoses), los conocidos José Vicente y Dani Machancoses.                                                                              
Picassent celebra sus Fiestas Patronales la segunda semana de julio, con festejos varios durante aproximadamente diez días, siendo estos organizados por las cuatro entidades taurinas de el pueblo en cuestión.                                                                                                                                                                                     
El Bou en Corda (Toro de Cuerda), comenzó a celebrarse dentro de la programación de Fiestas Patronales en el año 1970, realizando un parón en la actividad de esta modalidad producido por el mal comportamiento de la gente que asistía al festejo taurino hacia el mobiliario urbano del pueblo.                        
Se recuperó en el mes de octubre del año 2014, donde la «Peña Taurina La Alegría» con su presidente Don Manuel Alegre a la cabeza, convenció al Ayuntamiento de que iba a ser un éxito en organización y resultado, aceptando el Consistorio su celebración con unas condiciones de responsabilidad: Así fue.                                    
A finales del año 2014, varios miembros de la peña decidieron formar la «Asociacion Bou en Corda de Picassent» donde actualmente  y desde  el año 2015 cuenta con alrededor de doscientos cincuenta socios en su entidad.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          

El Bou en Corda de Picassent se celebra tres domingos al año, dos de ellos a lo largo del mes de julio y el tercero de ellos en el mes de octubre, donde se conmemorara su aniversario


A las siete de la mañana comienza el ritual, donde el toro es enlazado por los cuernos, preparando unas «trenzas» enlazadas entre ellas para poder hacer una pequeña «vaga» (nudo) por donde pasara toda la cuerda hasta que el toro queda enlazado entre los cuernos, pero siempre protegido con una «badana» (apero) para no dañar al animal con las rozaduras de la cuerda (siguiendo las normativas vigentes).                 
A las ocho de la mañana, se da suelta a la res, que recorre sus calles con una cuerda roja, verde y amarilla en honor a los colores del escudo del pueblo de 4 cabos de 35 metros, hasta que realiza la primera parada después de recorrer 500 metros.                                                                                                                                        
El toro es guiado alrededor del pueblo, por los corredores con la cuerda por delante y parando en las casas de los vecinos y simpatizantes, donde si la situación lo requiere y el toro lo necesita,  se va cortando cuerda para ajustarse a la carrera.                                                                                                                                                   
En cada acto de Bou en Corda, se divide el pueblo en  dos partes, donde cada uno de los recintos es recorrido por un toro diferente, con una duración aproximada de una hora.                                                               
Picassent, cuenta con dos salidas y entradas de los toros donde esta ubicado el camión. Allí, los aficionados de todas las edades  pueden estar cómodamente y sin peligro alguno ya que los días de Bou en Corda, la afluencia de gente es palpable, llegando de todos los rincones de la geografía española y el sur de Francia.                                                                                                                                                                                   
La gastronomía típica del pueblo esta presente en los bares de Picassent, que albergan los almuerzos que disfrutan los aficionados y visitantes después de disfrutar de la exhibición del toro, ofreciendo almuerzos populares de todos los gustos.                                                                                                                                           

 


Fuente: Federacion Valenciana Toro de Cuerda

Imagen: Nacho Baudes / José Moreno / Federacion Valenciana Toro de Cuerda


Relacionados

El Instituto Internacional de Investigación en Tauromaquia, formaliza una colaboración directa con el Museu del Bou

Vicente Nogueroles

El Museu del Bou avanza según lo previsto

Vicente Nogueroles

Adolfo Martín y la Peña El Natural dan el pistoletazo de salida a la Feria de Castellón

Vicente Nogueroles